VENTANA CON SEÑORA

Ya no sé si la ventana existe. No sé que ha podido ser de la “Cirila” Antes, allí estaba ella y ella. Ella, la ventana, y recorriendo todo su marco, ella, la señora con volumen que sobresalía del nivel de la pared y quedada colgada en la calle. Daba igual la hora del día a […]

Share